Qué hacer

Tres días de bienestar en Porto y Norte de Portugal

Associação de Turismo do Porto e Norte, AR CC BY-NC-ND

Associação de Turismo do Porto e Norte, AR CC BY-NC-ND

Associação de Turismo do Porto e Norte, AR CC BY-NC-ND

 
 
 

Pase tres días en Porto y en el Norte de Portugal y recupere fuerzas para unas semanas más de trabajo. Ríndase a los cuidados de los mejores spa y practique el termalismo en lugares históricos y escenarios idílicos.

    • Bienestar
    • Salud
    • Gastronomía y vinos
    • Paisaje natural
    • Alójese en la Suite Bachus, un open space situado justo encima del SPA Vinothérapie, con jardín de invierno y una terraza con unas vistas únicas.
    • Saber que los productos de Caudalie se pueden adquirir en el SPA de Yeatman o en la tienda del hotel.
    • La riqueza gastronómica de Chaves.
    • El Balneário Marinho Municipal se sitúa en la calle 6, 4500, Espinho.
    • El Taipas Termal se sitúan en el Largo das Termas, 4805-079, Caldas das Taipas, Guimarães.
    • En el Norte de Portugal, las Termas de Caldelas (Amares) y Caldas Santas de Carvalhelhos (Boticas) son otras dos opciones para quienes buscan termalismo.

Pase tres días en Porto y en el Norte de Portugal y recupere fuerzas para unas semanas más de trabajo. Ríndase a los cuidados de los mejores spa y practique el termalismo en lugares históricos y escenarios idílicos.

En Porto, hospédese en el hotel The Yeatman (calle do Choupelo, Santa Marinha, Gaia), un establecimiento hotelero con 5 estrellas que ofrece un confort discreto y elegante, al mismo tiempo que recibe al visitante según dictan las mejores tradiciones portuguesas, y que dispone de uno de los siete espacios Caudalie que existen en todo el mundo, además de ser el primer spa vinícola de Portugal.

En el SPA Vinothérapie by Caudalie, las vistas hacia la Ribera y el centro histórico de Porto ―aprécielas desde la piscina interior, que cuenta con una pared acristalada de 20 metros de ancho― rivaliza con la calidad de los tratamientos.

Opte por realizar una exfoliación con uvas Cabernet aplastadas —el «producto», preparado al momento, promete hacer maravillas en su piel, dejándola luminosa— o por darse un baño en un barril lleno de un vino tinto de su elección. Relájese, al terminar, bebiendo una taza de té con extracto de viña y canela, exclusivo de Caudalie.

En la ciudad, resulta obligatorio conocer el centro histórico, clasificado como Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco, y su parte baja. La bonita estación de tren de S. Bento señala el paso de la ciudad antigua hacia la zona de la parte baja, que en los últimos años ha ganado una nueva y muy interesante vida, tanto de día como de noche. Entre en la librería Lello, una de las más bonitas del mundo, aprecie las antiguas tiendas de ultramarinos, aquellas gurmé más nuevas, las de los creadores, o los pintorescos cafés y los restaurantes de autor. Todo ello en una zona que recorrerá fácilmente y que se ha desarrollado en torno a dos calles: Cândido dos Reis y Galería de París.

Cerca de allí, visite el Mercado do Bolhão y el Café Majestic, uno de los lugares más emblemáticos de Porto y uno de los mejores ejemplos de Arte Nuevo de la ciudad —el edificio data de 1916 y el café abrió en 1921—, en la animada calle de Santa Catarina.

Todavía en el Gran Porto, siempre que se disponga de tiempo y de la ocasión, visite Espinho y realice un recorrido en la piscina con agua marina del Balneário Marinho Municipal, donde el hidromasaje, la aplicación de algas y la sauna también son otras posibilidades.

Relájese en la cuna de Portugal

En la mañana del día siguiente, ponga rumbo hacia Guimarães, donde las termas y el SPA Taipas Termal conjugan la tradicional vertiente clásica del termalismo con una más reciente del bienestar. El objetivo es continuar con la relajación y recuperar energías tras haber recorrido a pie la capital del Norte.

Las aguas de esta estancia termal situada en la ciudad cuna de Portugal están indicadas para el tratamiento de problemas respiratorios, reumáticos, musculares o de huesos, así como de la piel.

Además de clásicos como el baño de hidromasaje y de burbujas, o la ducha a presión o vichy, existen programas muy llamativos para mimar el cuerpo y la mente, como el masaje geotermal, efectuado con piedras calientes.

En Guimarães, ciudad que la Unesco también clasificó como Patrimonio Mundial de la Humanidad, merece la pena visitar el centro histórico, el castillo ―donde nació, en el siglo xii, el primer rey de Portugal, D. Afonso Henriques― y el Pazo de los Duques de Bragança.

Al atardecer, hágase a la carretera para poder llegar a Chaves a la hora de la cena. Pernocte en el Vidago Palace Hotel & Spa, un espacio único y memorable situado a cerca de una hora de viaje de Guimarães, casi siempre por autopista.

Invitación a la tranquilidad

Rodeado de montañas y de 100 hectáreas de parque y bosque, el Vidago Palace es el lugar perfecto para una estancia relajante y revitalizante. Y, Cave de Vinhos, el establecimiento ideal para cenar ligero por la noche.

Localizado en un rincón discreto de las bodegas del Vidago Palace, este bar invita a probar los mejores productos de la región. Pida una copa de vino del vecino Valle del Douro o una de vino de Porto, y acompáñelo con unas lonchas de jamón de Chaves y una selección de tapas locales.

Estamos convencidos de que dormirá a placer. Por la mañana, levántese temprano y disfrute del SPA del hotel. El agua mineral natural de Vidago, que también se embotella para consumo, es reconocida por sus propiedades curativas y se utiliza en los tratamientos y programas de salud de este SPA diseñado por el arquitecto Álvaro Siza Vieira, que ofrece tratamientos firmados por Aromatherapy Associates & Clarins.

Y dado que Chaves no es únicamente conocida por sus embutidos y el jamón, antes de regresar a Porto, todavía debe visitar esta ciudad que, en la época de la ocupación romana, era conocida como «Aquae Flaviae», ya que sus aguas brotan a una temperatura aproximada de 73º C y continúan siendo el atractivo de una estancia termal muy demandada.

Pasee por el interior de las murallas de la ciudad medieval y aprecie el castillo y su respectivo torreón.

Cómo llegar

ara llegar a la ciudad de Oporto, hay vuelos de bajo coste, por ejemplo desde: Londres (Stansted y Gatwick), París (Beauvais, Orly y Charles de Gaulle Vatry), Marsella, Lille, Tours, Saint-Etienne, Bolonia, Burdeos, Lyon, Toulouse, Madrid, Barcelona El Prat, Tenerife, Valencia y Palma de Mallorca.

En el verano, hay empresas de bajo coste a volar desde: Liverpool, Las Palmas, Carcassonne, Rodez y Nantes.

Con las tasas normales, existen conexiones de vuelos desde Londres - Gatwick, Madrid, Barcelona y París - Orly.

Del Aeropuerto Internacional Francisco Sá Carneiro, la mejor manera de llegar al centro de la ciudad de Oporto es de metro. El viaje dura unos 30 minutos.

Dónde está

Comentarios