Golf en el Norte de Portugal

A orillas del mar o con la montaña como escenario, juegue al golf en un destino apasionante, con un clima ameno y el aire fresco de las montañas, haciendo uso de campos profesionales que rivalizan con las mejores infraestructuras del mundo.  

Vidago Golf Club CC BY-NC-ND

Vidago Golf Club CC BY-NC-ND

Amarante Golfe CC BY-NC-ND

Jorge Castro CC BY-NC-ND

Ponte de Lima Golf CC BY-NC-ND

Estela Golf CC BY-N-ND

 
 
 
 
 
 

En el Norte de Portugal existen once campos inmersos en escenarios naturales verdaderamente inspiradores, ideales para quienes buscan, al mismo tiempo, una actividad física relajante y estimulante, siempre en contacto con la naturaleza y en medio de paisajes deslumbrantes. Si a todo esto se le suma la gastronomía y los vinos, de los más apreciados del país, el visitante fácilmente podrá entender que le espera una experiencia única y completa.

Por qué ir

  • Golf
  • Paisaje natural
  • Arquitectura
  • Gastronomía y vinos

Porto y alrededores

En el Gran Porto, existen varios campos de golf de referencia. Aproveche el viaje que ha destinado al golf para visitar una de las ciudades más bonitas de Europa y conocer la animada vida nocturna de su parte baja.

Resulta imperativo explorar su centro histórico, clasificado como Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco en 1996, visitar el Mercado del Bolhão y pasear por la calle de Santa Catarina, con parada obligada en el casi centenario Café Majestic. En la parte baja, encontrará lo mejor de la vida nocturna de Porto, en las calles Cândido dos Reis y Galería de París, así como en la zona circundante. El visitante dispone de cafeterías de diseño, librerías, bares, discotecas y clubes con música en directo.

Al sur del centro de la ciudad de Porto, a cerca de 17 kilómetros (30 minutos en coche), el Oporto Golf Club (18 hoyos), en Espinho, constituye una excelente elección. Creado en 1890 por ciudadanos británicos residentes en Porto es, después del de Pau, en Francia, el segundo campo más antiguo de la Europa continental. En Espinho, merece la pena conocer la playa, que ofrece las mejores olas del país, incluida la conocida como Dereita do Casino, un mito en el Norte, y explorar los restaurantes de pescado en la calle 2 (marginal) o asistir a un espectáculo en el casino.

Necesita saber

  • El Oporto Golfe Club es, después del de Pau, en Francia, el segundo campo más antiguo de la Europa continental. 

Cerca de Póvoa de Varzim, un destino de veraneo muy animado a solo 15/20 minutos del Aeropuerto Francisco Sá Carneiro, el Estela Golfe Club se inauguró en 1989. Este campo de 18 hoyos, diseñado por Duarte Sotto-Mayor, es uno de los más bonitos y desafiantes de Europa.

El hecho de que se sitúe encima de una duna primaria a lo largo de 3 kilómetros de playas bañadas por el océano Atlántico sorprende hasta a los jugadores más concentrados. Sus instalaciones y servicios de primera clase compiten con la extraordinaria belleza y las vistas únicas del océano. Falta solo decir que el restaurante y el bar del Estela Golfe Club sirven a diario deliciosos platos de la cocina portuguesa.

El Golfe de Amarante, campo diseñado por Jorge Santana da Silva, cierra la lista de las instalaciones para la práctica del golf en el distrito de Porto. Rodeado de una naturaleza esplendorosa ―la vista hacia las Sierras de Marão y de Aboboreira es privilegiada―, presenta 18 hoyos repletos de puro desafío que hacen que ocupe un lugar destacado en el panorama del golf nacional. La ciudad, otrora escenario de invasiones francesas ―cuyas marcas todavía son visibles en la Iglesia de S. Gonçalo―, resulta encantadora, en especial su centro histórico.

Le gustará

  • La playa de Aguda, donde la pesca todavía es artesanal y se basa en artes transmitidas de generación en generación.
  • Jugar en el Golfe de Amarante con vistas a las Sierras de Marão y de Aboboreira, unos paisajes sin parangón.

En Miño

La de Miño es una de las mejores zonas gastronómicas de Portugal ―pregunte por el bacalao a la Gil Eanes, por el sarrabulho, en papas o en arroz, por los chicharrones, por la pata de cerdo a la Clara Penha, y por el refrescante vino verde. Miño es una región verdosa donde cualquier deporte al aire libre alcanza una dimensión bucólica.

El Axis Golfe de Ponte de Lima, diseñado por David y Daniel Silva, y formado por 18 hoyos, se integra en un paisaje bucólico de montañas, viñedos y jardines de árboles frutales que dan forma a un campo típico de la región. Son seis kilómetros de vegetación exuberante, con castaños, alcornoques y robles ingleses, que se asienta en una antigua casa solariega, debidamente recuperada y ampliada, donde funciona la Club House. Los hoyos 1, 2, 8 y 9 ofrecen vistas magníficas sobre el valle del Lima, así como de la ciudad de Viana do Castelo, a 20 kilómetros. Los nueve hoyos siguientes se localizan en la Quinta de Pias, donde hay viñas, campos de maíz, manzanos y perales.

Qué hacer

  • Alójese en el Vidago Palace y relájese en el SPA del hotel, un proyecto del famoso arquitecto portugués Álvaro Siza Vieira.

En Trás-os-Montes

En Vidago, en el municipio de Chaves, merece la pena conocer el Golfe Vidago Palace (18 hoyos), que ha sido rediseñado recientemente por Cameron & Powell, especialistas en los campos de McKenzie Ross ―el arquitecto escocés diseñó el campo original, que constaba únicamente de 9 hoyos―, quienes tuvieron la delicadeza de, por ejemplo, preservar todos los árboles centenarios.

Construido en un terreno irregular, dispone de unas fantásticas vistas sobre el paisaje natural, el Palacio de Vidago ―el histórico hotel de lujo rehabilitado y que reabrió sus puertas en 2010― y las aldeas lejanas.

Cómo llegar

Be inspired

Choose your journey, find new places, have some fun and create memories for a lifetime.

Sepa más

Artículos relacionados

Golf en el Norte de Portugal: ¿prefiere playa o montaña?

Sepa más

Ten places you cannot miss in Porto

Sepa más

Ir de compras en Porto

Sepa más