Qué hacer

Arquitectura contemporánea en Porto

Associação de Turismo do Porto e Norte, AR. CC BY-NC-ND

Serralves Foundation CC BY-NC-ND

Porto City Council - João Paulo CC BY-NC-ND

Porto City Council - João Paulo CC BY-NC-ND

Associação Comercial do Porto CC BY-NC-ND

Serralves Foundation CC BY-NC-ND

Porto City Council - João Paulo CC BY-NC-ND

Porto City Council - João Paulo CC BY-NC-ND

 
 
 
 
 
 
 
 

En una estancia breve es imposible llegar a conocer la extensa e interesantísima obra de estos y otros arquitectos portugueses, si bien los proyectos emblemáticos que se han seleccionado en este itinerario ofrecerán al visitante una visión global de la riqueza del patrimonio arquitectónico de la ciudad.  

    • Arquitectura
    • Cultura
    • Gastronomía y vinos

     

    • En la Ordem dos Arquitetos Secção Regional Norte (calle D. Hugo, 5-7), pida folletos sobre la obra de estos arquitectos.
    • Hospédese en el Hotel Palácio do Freixo, que cuenta con una arquitectura majestuosa.
    • Saber más

     

    • La arquitectura portuense.
    • El Museo de Arte Contemporáneo de Serralves.
    • La renovada zona de la parte baja de Porto.
    • José Marques da Silva fue director de la Escuela de Bellas Artes de Porto, donde dio clase a varias generaciones de arquitectos entre 1913 y 1939.
    • Eduardo Souto de Moura fue el encargado de proyectar las estaciones del metro de Porto.
    • Arménio Losa y Cassiano Barbosa han reinventado y adaptado a la realidad portuense la nueva arquitectura internacionalmente anunciada por Le Corbusier.

     

Mientras que José Marques da Silva (1869-1947) moldeó la fisionomía de la ciudad a principios del siglo xx y transformó su paisaje, mucho más allá de sus propias obras, y Arménio Losa (1908-1988) y Cassiano Barbosa (1911-1998) renovaron y transformaron la arquitectura del Norte de Portugal, las obras de Álvaro Siza Vieira (1933) y Eduardo Souto de Moura (1952), maestro y discípulo, dieron a conocer en el mundo entero la denominada «Escuela de Porto».

En una estancia breve es imposible llegar a conocer la extensa e interesantísima obra de estos y otros arquitectos portugueses, si bien los proyectos emblemáticos que se han seleccionado en este itinerario ofrecerán al visitante una visión global de la riqueza del patrimonio arquitectónico de la ciudad.

Se trata de un punto de partida para conocer el Porto de la arquitectura, algo que el visitante querrá contar a su regreso y que lo alentará a regresar a esta ciudad del Norte de Portugal.

En la parte baja de la ciudad

Comience por la «sala de visitas» de la ciudad, la Avenida de los Aliados, cuyo trazado actual (2005) es autoría de Siza Vieira y Souto de Moura, ganadores del premio Pritzker en 1992 y 2011, respectivamente. Más allá de la recuperación firmada por estos dos arquitectos de Porto, merece la pena dedicar unos minutos a los edificios de la Companhia Seguros A Nacional, al de Joaquim Emílio Pinto Leite y al del Jornal de Notícias (1919, 1922 y 1925, Marques da Silva).

Continúe hasta la ajetreada calle de Santa Catarina. A escasos metros del turístico Café Majestic, podrá observar los antiguos Grandes Armazéns Nascimento (1914), un edificio donde hoy ha abierto sus puertas la FNAC. Se trata de una obra de José Marques da Silva.

En uno de los extremos de esta arteria, donde el comercio tradicional convive con las grandes firmas, en la Plaza de la Batalla, se sitúa el Teatro Nacional de São João, un proyecto de 1909, también de Marques da Silva, que fue restaurado a principios de la década de los 90 del siglo pasado.

Los edificios de Marques da Silva, que estudió en Porto y, posteriormente, en París, donde fue alumno de Victor Laloux, revelan una cultura académica que buscaba aunar la tradición clásica y la razón para dar lugar a composiciones funcionales y acordes con la vida moderna, aunque con una apariencia formal e imponente.

Si el visitante recorre Santa Catarina en sentido contrario, en pocos minutos alcanzará la manzana de una de las obras más conocidas en la ciudad de Arménio Losa y Cassiano Barbosa. Se trata de un edificio de comercios, servicios y vivienda colectiva (1946-51) en la calle Sá da Bandeira, 633/673, y la calle Guedes Azevedo, 117,121. Esta pareja de arquitectos, que se fraguó en la Escuela de Bellas Artes de Porto, inició en 1939 una renovación y transformación de la arquitectura de la región Norte, que se caracterizó por la calidad y la cantidad de proyectos y obras realizadas.

Regrese a los Aliados y a la Plaza de la Libertad. Acceda a la estación ferroviaria de São Bento, un edificio emblemático diseñado por este mismo arquitecto y construido entre 1896 y 1916. Contemple sin prisas los paneles obra del artista Jorge Colaço quien, a principios del siglo pasado, pintó escenas alusivas a la historia de Portugal y a la evolución de los transportes.

Desde aquí podrá descender en dirección al río para descubrir el centro histórico de la ciudad, clasificado como Patrimonio Mundial por la Unesco en 1996, así como la Alfândega y el Museo de los Transportes y Comunicaciones, cuya restauración (1993-2002) posee la impronta del galardonado arquitecto Souto de Moura, o explorar la renovada zona de la parte baja. En las calles circundantes a la Torre de los Clérigos, han abierto en los últimos años varios negocios propios de los tiempos modernos: salas de conciertos, bares y clubes, restaurantes con cocina de autor, talleres y tiendas de moda, etc.

Suba por la calle de las Carmelitas. En el número 100, observe el Edificio de las Cuatro Estaciones (1905). En la esquina de esta arteria con las calles Conde de Vizela y Cândido dos Reis, aprecie también el Palacio del Conde de Vizela (1917-1923). En la calle Rosário, muy cerca del llamado Quarteirão das Artes —denominado así porque concentra varias galerías de arte—, preste atención al diseño del Edificio António Enes Bagana (1919). Son todos obra del arquitecto Marques da Silva.

Muy cerca de allí, en el campo Mártires da Liberdade, puede ver como la antigua Cadeia da Relação ha sido transformada en el Centro Portugués de Fotografía (1997-2011). El arquitecto responsable de esta reconversión fue Souto de Moura.

Arménio Losa y Cassiano Barbosa, quienes reinventaron y adaptaron a la realidad portuense la nueva arquitectura internacionalmente anunciada por Le Corbusier, firmaron otro edificio de servicios (1947-49) en la calle Bragas (números 53/61), en la zona de Cedofeita. En la calle de Ceuta (números 141 y 141-A) y la Plaza D. Filipa de Lencastre (número 16), en el mismo corazón de la zona nocturna más animada de Porto, existe otro edificio de servicios y vivienda colectiva (1950-53).

El visitante puede aprovechar para conocer esta zona al final del día, cuando sus calles comienzan a animarse. Cene algo por la parte baja y quédese para tomar una copa de vino de Porto y bailar un poco.

De vuelta a la zona de los Aliados y la Plaza de la Libertad, coja el metro en la estación de São Bento —diseñada por Siza Vieira en 2005—. La línea amarilla conducirá al visitante hasta la Plaza Marquês de Pombal, donde puede visitar la casa taller del arquitecto Marques da Silva. Este edificio de 1909, situado en el número 44, acoge hoy en día la Fundación Instituto Arquitecto José Marques da Silva (FIMS), cuya misión es divulgar el legado arquitectónico de este proyectista, así como la arquitectura y el urbanismo portuense y de Portugal.

La fundación alberga el acervo documental de la familia, incluido el archivo profesional del arquitecto, pero también los de su hija y su yerno, los arquitectos Maria José Marques da Silva y David Moreira da Silva.

Por hablar del metro de Porto, ¿sabía que la red fue proyectada por Souto de Moura? Este arquitecto, conocido por el rigor y precisión de sus obras, es responsable de los proyectos de las estaciones Trindade, Aliados, Faria Guimarães, Marquês, Combatentes, Salgueiros, Heroísmo, Campo 24 de Agosto, Bolhão, Lapa, Carolina Michaëlis y Casa da Música.

En la zona de Boavista

La zona de Boavista ofrece numerosos edificios para visitar, más allá de la Casa de la Música, unas instalaciones culturales que recuerdan a un diamante en bruto y que fueron diseñadas por el holandés Rem Koolhaas.

En el centro de la Plaza Mouzinho de Albuquerque, más conocida como «Rotonda de Boavista», se sitúa la obra de los Héroes de las Guerras Peninsulares (1909), del arquitecto Marques da Silva y del escultor Alves de Sousa. La rehabilitación del jardín que envuelve el monumento corrió a cargo de Siza Vieira, en 2004.

Descienda la Avenida da Boavista rumbo a Serralves y, por el camino, esté atento a la importante obra del Burgo (1991-2007), un edificio de oficinas y comercios, obra de Souto de Moura, situado en el número 1837.

En los números 2450/2460 se ubica la obra Cuatro Casas, de Arménio Losa.

El edificio del Museo de Arte Contemporáneo de Serralves (1991-99), el más moderno y donde se ubica la sede de la Fundación de Serralves, salió del lápiz de Siza Vieira. La Casa de Serralves (1925-1943) fue diseñada por Marques da Silva en coautoría con Jacques Émile Ruhlmann, Charles Siclis y Alfred Porteneuve. Este arquitecto también firmó el diseño de los Jardines (1932), junto con Jacques Gréber.

Muy cerca de Serralves, en la Avenida Marechal Gomes da Costa, busque la casa taller de la artista plástica Armanda Pasos (2002-06), también obra de Siza Vieira.

Regrese al centro de la ciudad por el campus universitario de Campo Alegre y visite la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Porto (1986-93), en la Vía Panorâmica. Una obra más de Siza Vieira.

En la misma zona, en el número 606 de la calle Campo Alegre, también puede ver otro edificio más de comercios y vivienda colectiva (1959-63) de Arménio Losa y Cassiano Barbosa.

En los alrededores de la ciudad

En Matosinhos, merece la pena ir hasta Leça da Palmeira, donde Siza Vieira firmó la Casa de Chá da Boa Nova (1958-63; en coautoría con Adalberto Neves, António Meneres, Botelho Dias y Joaquim Sampio), la Piscina das Marés (1961-66) y el plano de la marginal (2002-07).

A pocos minutos de esta zona de playas, el arquitecto proyectó también la Piscina da Quinta da Conceição, junto al puerto de Leixões.

Hospédese en la Pousada do Porto. Instalada en el Palácio do Freixo, la arquitectura de este establecimiento hotelero es majestuosa. Autoría del arquitecto Nicolau Nasoni, este edificio del siglo xviii es uno de los monumentos más notables del barroco civil portugués y ha sido clasificado como monumento nacional.

 

Cómo llegar

Hacia Porto, existen vuelos desde Bremen, Düsseldorf, Frankfurt, Karlsruhe, Múnich, Dortmund, Zúrich, Liverpool, Londres, Burdeos, Carcasona, Dole, La Rochelle, Lille, Lyon, Marsella, Nantes, París, Rodez, St. Etienne-Tolosa, Tours, Barcelona, Madrid, Palma de Mallorca, Valencia, Bolonia, Milán, Pisa, Roma, Copenhague, Bruselas, Ámsterdam, Eindhoven, Río de Janeiro, São Paulo y Nueva York.

Desde el Aeropuerto Internacional Francisco Sá Carneiro, la mejor forma de llegar al centro de la ciudad de Porto es en metro. El trayecto dura, aproximadamente, 30 minutos.

 

Vídeo

Dónde está

Comentarios