Porto, una ciudad creativa y bohemia

La ciudad de Porto ha experimentado una gran transformación en los últimos años y, hoy en día, constituye un destino diferente del de hace tan solo media década. Más cosmopolita y animada, ha aumentado su oferta de diversión nocturna y de alojamientos turísticos. 

Porto Lazer All rights reserved

Porto Lazer All rights reserved

Porto Lazer All rights reserved

Porto Lazer All rights reserved

Porto Lazer All rights reserved

Galerias Paris All rights reserved

Casa do Livro All rights reserved

Casa do Livro All rights reserved

 
 
 
 
 
 
 
 

En la actualidad, es una ciudad volcada con las industrias creativas, además de escenario de prestigiosos eventos culturales y artísticos, que envuelven a los portuenses.

Se trata, en definitiva, de un destino que el visitante debe conocer y al que deseará volver, aunque solo sea para ver todos sus cambios.

Juventud dinámica

En Porto y en el Norte, existen varios proyectos dedicados al desarrollo de las industrias creativas, así como incubadoras de empresas que han lanzado negocios innovadores en los campos de la arquitectura, los medios de comunicación o las artes del espectáculo. Entre estas estructuras se encuentran iniciativas públicas y público-privadas, con una gran implicación de las universidades.

El emprendedorismo y la innovación se han apoderado no solo de sectores de la economía con relevancia nacional, sino también del comercio en las calles, que hace que los visitantes se detengan a ver, a comprar, y quieran regresar.

Dese una vuelta por la parte baja de la ciudad. Compre artesanía urbana, elaborada por jóvenes creadores. Entre en una galería de diseño y llévese arte a su casa. Aprecie el mobiliario de autor que se realiza en Porto.

¿Y la moda? Está en la zona idónea de la ciudad para comprar creaciones de jóvenes diseñadoresde moda.

Vida nocturna

La parte baja de la ciudad es también el centro neurálgico de una revolución a nivel de restauración y de diversión nocturna, ya que ofrece locales y ambientes para todos los gustos y bolsillos. En cinco años, el número de bares en Porto, principalmente en esta zona de la ciudad, se ha duplicado.

El visitante tiene a su disposición diversos establecimientos en la parte baja portuense que ofrecen un ambiente urbano y de tertulia. Son espacios donde se puede conversar, de pie, en medio de una llamativa avenida o en una elegante y pintoresca terraza. En estos lugares se ha introducido la costumbre de hacer una parada al atardecer para beber una copa de vino o una cerveza después del trabajo. Por la noche, en su interior, se puede escuchar música alternativa e indie.

Estos bares se ubican, en la mayoría de los casos, en edificios antiguos que han sido rehabilitados y que cuentan, por esta razón, con un carácter muy interesante. Algunos proyectos mantienen incluso elementos de los negocios que ocupaban anteriormente dichos inmuebles, ya hubiesen sido estos inquilinos librerías o tostadores de té o de café.

Los bares de vinos están en auge, si bien la oferta es bastante ecléctica y comprende desde una champanería de moda, a las cafeterías emblemáticas de la parte baja, como el Âncora D’Ouro, pasando por aquellos establecimientos que, por tener unos precios económicos, son los preferidos de los más jóvenes, hasta discotecas y espacios que ofrecen música en directo.

Gastronomía

La gastronomía portuguesa siempre ha gozado de un gran reconocimiento, en particular, en la Región Norte, pero la ciudad de Porto puede hoy sentirse orgullosa de ser un destino gastronómico por excelencia.

Si desea zambullirse en el sabor tradicional, seleccione un restaurante de cocina portuguesa, donde no faltarán las tripas al estilo de Porto y el cocido. Si prefiere una mesa con platos más sofisticados y de fusión, le gustará saber que la ciudad reúne un interesante conjunto de restaurantes de autor y proyectos asociados a chefs muy conocidos en Portugal.

Uno de ellos, Ricardo Costa, estuvo en el germen de la atribución de dos estrellas Michelin a los restaurantes de los hoteles Casa da Calçada, en Amarante, y The Yeatman, en Gaia.

Los restaurantes DOP, de Rui Paula, y Salsa & Loureiro, de Hélio Loureiro, el chef que acompaña habitualmente a la selección portuguesa de fútbol y cocina para figuras como Cristiano Ronaldo o Pepe, son también buenas opciones.

La relación entre calidad y precio es buena, incluso para este tipo de oferta, por lo que resulta posible cenar en un restaurante de alto nivel por 45 a 55 euros por persona.

Las cenas vinícolas que ofrecen diferentes restaurantes son una buena opción para, de la mano de la gastronomía, conocer los vinos portugueses, en particular, los renombrados néctares del Douro, ya sean los vinos de mesa, ya sea el reconocido Porto. Existen hoteles con cenas vinícolas programadas, por lo que conviene que el visitante pregunte si se celebrará alguna durante su estancia.

Cómo llegar

Para llegar a la ciudad de Oporto hay vuelos a de bajo coste, por ejemplo desde: Londres (Stansted y Gatwick), París (Beauvais, Orly y Charles de Gaulle Vatry), Marsella, Lille, Tours, Saint-Etienne, Bolonia, Burdeos, Lyon, Toulouse, Madrid, Barcelona El Prat, Tenerife, Valencia, Venecia y Palma de Mallorca.

En el verano hay empresas de bajo coste a volar desde: Liverpool, Las Palmas, Carcassonne, Rodez y Nantes.

Con las tarifas normales para las conexiones aéreas desde Londres - Gatwick, Madrid, Barcelona y París - Orly.

Del Aeropuerto Internacional Francisco Sá Carneiro, la mejor manera de llegar al centro de la ciudad es de metro. El viaje dura unos 30 minutos.

Be inspired

Choose your journey, find new places, have some fun and create memories for a lifetime.

Sepa más

Artículos relacionados

Porto junto al río

Sepa más

Bodegas del vino Porto y centro histórico de Oporto

Sepa más

Porto para mochileros

Sepa más