Parque Natural de Montesinho

El Parque Natural de Montesinho le ofrecerá sierras y valles donde se esconden pueblos que se funden a la perfección con el paisaje. El aire que aquí se respira es puro, así que aproveche la ocasión para realizar una caminata y disfrutar de la flora y la fauna de la región. Si le gustan los deportes de aventura, acepte el desafío de hacer una escalada.

CC BY-NC-ND - Associação Montesinho Vivo

CC BY-NC-ND - Manuel Carreira

 
 

El Parque Natural de Montesinho se sitúa en el noroeste de Portugal, en la región de Trás-os-Montes, y representa uno de los mayores parques naturales de Portugal. Las montañas, en su mayoría de esquisto y granito, crean valles profundos donde los ríos de aguas cristalinas permiten la existencia de una flora y una fauna rica y diversificada.

Además de la belleza natural del parque, contemple también las construcciones obra del ser humano. En el parque existen varios pueblos, entre ellos, Montesinho ―que da nombre al parque―, Rio de Onor y Guadramil. En estos lugares, la población supo integrarse hábilmente en el paisaje y sus casas con paredes de esquisto o de granito se combinan a la perfección con el paisaje.

La mayor sorpresa al visitar estos pueblos es descubrir que son comunitarios, es decir, los bienes comunes se comparten entre los habitantes. Así, el horno de leña usado para hacer pan, la forja, la era, el molino, el lavadero, los terrenos agrícolas, los pastos y el toro del pueblo son utilizados y administrados por los lugareños, siguiendo una tradición que se ha mantenido inalterada durante siglos.

Independientemente del número de pueblos que visite, Rio de Onor es parada obligada. Además de ser el pueblo comunitario que mejor se conserva de todo el parque, todavía esconde algo más. Se trata de la frontera entre Portugal y España, que atraviesa este territorio; de hecho, la parte española lleva por nombre Rihonor de Castilla. Sin embargo, los lazos familiares y de amistad entre ambas poblaciones hacen que la frontera entre los dos países casi se desvanezca.

En cualquier pueblo del parque natural de Montesinho podrá probar los ahumados transmontanos y la carne de excelente calidad que se produce en la región. Además, podrá acompañar estas delicias con un vino tinto transmontano. Para los más golosos, existen postres elaborados con huevos y la miel producida por abejas que habitan en el parque. Pruebe a introducir una cucharada de esta miel en un vaso de leche caliente. ¡Es una bebida maravillosa!

Recorriendo sierras y valles

En la geografía del parque natural de Montesinho, conviene destacar sus puntos más altos: la sierra de Coroa (oeste) y la sierra de Montesinho (este), que se pueden recorrer a pie, en bicicleta o en coche.

Si se decide por el automóvil, elija la ciudad de Bragança como punto de referencia y continúe hasta el pueblo de Montesinho, pasando por las localidades de Rabal y França. En França, podrá observar un molino restaurado que, en la actualidad, todavía utilizan las gentes del lugar. Otra alternativa es partir desde Bragança hasta el pueblo de Gimonde, donde confluyen los ríos Sabor, Onor y Ribeira do Frio, que se pueden cruzar por tres puentes. Desde este lugar, emprenda un viaje hacia el descubrimiento de los pueblos de Babe, Palácios y Caravela. Visite sus museos rurales y profundice sus conocimientos sobre el ciclo del lino o la cocina tradicional transmontana.

Para disfrutar con tranquilidad de la belleza de la región, puede seguir los itinerarios pedestres o de BTT sugeridos por el parque y que presentan diferentes grados de dificultad. El itinerario de BTT «Sierra de Montesinho», con poco más de 40 kilómetros de extensión, parte desde el pueblo de Montesinho y pasa por el pueblo de Cova da Lua, donde es posible contemplar los palomares y las casas tradicionales de la región. El itinerario continúa a lo largo del parque con la presencia constante del río Sabor.

El itinerario de senderismo «Termas de Tuela» cuenta con algo más de ocho kilómetros y recorre algunas partes de la ribera de Quintela, del río Tuela y de los pueblos de Fresulfe y Dine. En el trayecto, también podrá apreciar los hornos de cal de Dine, el molino de Fresulfe y la fuente termal del río Tuela donde, además de los manantiales, es posible observar cuatro bañeras antropomorfas, dos pequeños estanques y un sistema de desagüe del agua.

Si le gusta sentir la adrenalina, puede realizar una escalada o poner a prueba su sentido de la orientación en los hermosos paisajes de la región. Si le gustan los deportes acuáticos, puede practicar piragüismo o barranquismo en uno de los ríos que atraviesan el parque.

Observar la fauna y la flora

Una de las grandes riquezas del Parque Natural de Montesinho es la flora y la fauna que habitan en el parque. Entre las especies vegetales, conviene destacar los extensos bosques de roble negro y otros árboles como álamos, alisos, sauces, castaños y encinas.

En cuanto a la fauna, el parque es hogar de unas 240 especies de vertebrados, de los que 150 son aves. En los ríos que fluyen a través del parque, se pueden observar nutrias y, en sus colinas y valles, se refugian lobos, jabalíes, zorros, corzos y ciervos. Para la observación de aves, continúe hasta Lama Grande, que se sitúa en la parte alta de la Sierra de Montesinho, entre los pueblos de França y Montesinho, el único lugar en Portugal donde vive y anida la bisbita alpina. En el cielo del parque, también podrá observar águilas reales, lavanderas blancas, aviones roqueros y, de vez en cuando, garzas reales y andarríos chicos.

Si quiere estar seguro de que verá animales, puede visitar el Parque Biológico de Vinhais, situado cerca del municipio que le da nombre. Este parque cuenta con unas cuatro hectáreas de extensión y constituye un espacio de interpretación de la fauna, la flora, la geología y el patrimonio del Parque Natural de Montesinho. Aquí podrá observar ciervos y jabalíes, así como obtener más información acerca de las especies de aves y la flora de la región.

Cómo llegar

Existen varios enlaces directos a la ciudad de Porto. Si opta por una aerolínea de bajo coste, dispone de conexiones desde Londres (Stansted y Gatwick), Birmingham, París (Beauvais, Orly, Vatry y Charles de Gaulle), Marsella, Dole, Lille, Estrasburgo, Tours, St. Etienne, Burdeos, Lyon, Nantes, Madrid, Barcelona (El Prat), Valencia, Milán (Bergamo), Roma (Ciampino), Bruselas (Charleroi y Zaventem), Eindhoven, Maastricht, Ámsterdam, Ginebra, Basilea/Mulhouse, Dortmund, Frankfurt (Hahn), Karlsruhe (Baden), Nuremberg, Hamburgo (Lübeck), Múnich (Memmingen) y Düsseldorf (Weeze).

En verano, existen aerolíneas de bajo coste que vuelan desde Liverpool, Dublín, Bolonia, Toulouse, Clermont–Ferrand, Carcasona, La Rochelle, Limoges, Rennes, Las Palmas, Palma de Mallorca, Tenerife y Bremen.

En cuanto a las aerolíneas tradicionales, puede viajar a Porto desde Londres (Gatwick y Heathrow), Madrid, Barcelona, Múnich, Frankfurt, París (Orly), Caracas, Ginebra, Luxemburgo, Ámsterdam, Milán (Malpensa), Zúrich, Nueva York, São Paulo, Río de Janeiro, Bruselas (Zaventem), Roma (Fiumicino), Toronto y Luanda. En verano, también puede hacerlo desde Montreal, Brest y Brive.

Si viaja en coche, parta desde Porto en dirección a Bragança por la A4. Desde esta ciudad, es fácil llegar hasta la entrada del Parque Natural de Montesinho. La distancia entre la ciudad de Porto y el Parque Natural de Montesinho es de unos 230 kilómetros.

Be inspired

Choose your journey, find new places, have some fun and create memories for a lifetime.

Sepa más

Artículos relacionados

Parque Natural de Alvão

Sepa más

Parque Natural de Douro Internacional

Sepa más

Parque Natural del Litoral Norte

Sepa más

Geoparque de Arouca

Sepa más

Paseos a caballo por el Parque Nacional Peneda–Gerês

Sepa más