Gastronomía y Vinos en Braga y Guimarães

Braga y Guimarães son ciudades llenas de historia y con una animada vida nocturna. En los últimos años, la apertura de nuevos espacios ha renovado el rostro y la oferta cultural de estas dos ciudades de Minho. En 2012, ambas fueron capitales europeas: Braga lo fue de la Juventud, mientras que Guimarães de la Cultura. Algo que se percibe en el funcionamiento de ambas ciudades.

CC BY-NC-ND Associação de Turismo do Porto, AR

CC BY-NC-ND Município de Braga

 
 

La gastronomía de Minho es una de las más conocidas de Portugal. Por lo general, se acompaña con un buen vino verde.

Una comida típica en Minho puede y debe comenzar con un caldo verde, elaborado con berzas, patata, ajo, cebolla y aceite de oliva. Se sirve, generalmente, con chorizo y broa (un pan de maíz típico).

En Braga, no deje escapar la oportunidad de saborear el bacalao a la Narcisa (también conocido como bacalao al estilo de Braga), con patatas panaderas fritas y generosas dosis de cebolla. Este plato lo encontrará en casi todos los restaurantes. Sin embargo, la de Minho es tierra de bacalao, por lo que este producto se consume en múltiples recetas.

El sarrabulho también es un plato muy apreciado (y muy bien preparado) en las tierras de Minho. En Guimarães, haga honor a D. Afonso Henriques con un plato que lleva por nombre el apodo del primer rey de Portugal. El «Naco à Conquistador» se elabora con carne de cadera, una de las partes más nobles de la ternera.

También en el ámbito de los dulces, el Minho conquista: deléitese con el flan Abade de Priscos, el tocino de cielo o los fidalguinhos de Braga. En todas estas delicias, los huevos son el ingrediente principal.

Cultura en todas partes

Si pasa la noche en Braga, después de cenar, diríjase al centenario Café A Brasileira, un referente en el centro histórico de la ciudad (se sitúa en el Largo Barão de S. Martinho). «El mejor café es el de A Brasileira», reza su lema. Muchas personas están de acuerdo y no se resisten a su café colado.

Cerca de allí, el Theatro Circo de Braga es más reciente, aunque no mucho. Fundado en 1915 y restaurado recientemente, es uno de los teatros más hermosos de Portugal. En su programación disponen, además de teatro, de conciertos, cine y baile. Los espectáculos se dividen entre una sala principal (899 butacas) y otras salas de menor dimensión.

Si desea tomar el pulso a la creatividad emergente de Braga (y del país), la Velha-a-Branca es una visita obligada. En esta cooperativa cultural dirigida por voluntarios, la programación incluye charlas, presentaciones de libros, sesiones de poesía, conciertos, exposiciones y talleres. Todo ello se desenvuelve en un edificio del siglo XVIII con salas pequeñas que garantizan un ambiente acogedor. En verano, disfrute del jardín y de su mirador con vistas sobre la ciudad.

En Guimarães, el Centro Cultural Vila Flor ― situado en el Palacio Vila Flor, un edificio del siglo XVIII―, es un espacio multiusos que conviene tener en cuenta. El café-concierto es un buen punto de partida para la noche en la ciudad. Asista a un concierto intimista mientras se bebe una copa o se toma un café, o simplemente escuche una selección de música cuidada. Las otras salas de este complejo cultural albergan conciertos de artistas de todo el mundo, exposiciones, así como obras de teatro y danza.

En el centro de Guimarães, una antigua sala de cine se ha reconvertido ahora en el Centro de Artes y Espectáculos São Mamede, que consta de tres plantas donde hay una sala de espectáculos, una galería de arte, un café-concierto y una librería.

De bar en bar

La renovación del centro histórico de Guimarães (Patrimonio Cultural de la Humanidad de la Unesco desde 2001), que se impulsó con motivo de la Capitalidad Europea de la Cultura en 2012, ha dado un nuevo dinamismo a la noche de la ciudad. Desde el Largo da Oliveira a la Plaza de Santiago, son numerosos los bares de la zona histórica. Se trata de establecimientos, en su mayoría, pequeños, lo que hace que la calle se convierta en un lugar de reunión social.

En el Largo da Oliveira, la plaza más grande de la ciudad antigua, se encuentra el Rolhas & Rótulos, que ofrece una carta con varios vinos portugueses, cervezas, quesos, jamón serrano y embutidos. La terraza, con vistas al olivo que da nombre al lugar, está muy solicitada.

Los viernes y los sábados, el Centro de Artes y Espectáculos São Mamede se convierte también en una discoteca, Clube 0, donde podrá bailar al son de la música electrónica en el palco del antiguo cine. Si le gusta el rock, visite El Rock, pionero de la marcha en el centro histórico. Situado en la Plaza de Santiago, este bar cuenta en su haber con más de 20 años de rock. Si desea seguir de fiesta, puede hacerlo fuera del centro histórico, donde los establecimientos cierran más tarde.

La designación de Braga como Capital Europea de la Juventud en 2012 no es casual. Se trata de la capital de distrito más joven del país. La responsable, en gran parte, es la Universidad de Minho. No es de extrañar, por tanto, que alrededor de ella se concentren multitud de bares.

En el centro de la ciudad, el Insólito es un referente en lo que a música alternativa se refiere. No muy lejos de allí se encuentra el Sardinha Biba, una discoteca que muchos eligen para terminar la noche bailando ritmos latinos y música house.

Cómo llegar

Existen varios enlaces directos a la ciudad de Porto. Si opta por una aerolínea de bajo coste, dispone de conexiones desde Londres (Stansted y Gatwick), Birmingham, París (Beauvais, Orly, Vatry y Charles de Gaulle), Marsella, Dole, Lille, Estrasburgo, Tours, St. Etienne, Burdeos, Lyon, Nantes, Madrid, Barcelona (El Prat), Valencia, Milán (Bergamo), Roma (Ciampino), Bruselas (Charleroi y Zaventem), Eindhoven, Maastricht, Ámsterdam, Ginebra, Basilea/Mulhouse, Dortmund, Frankfurt (Hahn), Karlsruhe (Baden), Nuremberg, Hamburgo (Lübeck), Múnich (Memmingen) y Düsseldorf (Weeze).

En verano, existen aerolíneas de bajo coste que vuelan desde Liverpool, Dublín, Bolonia, Toulouse, Clermont–Ferrand, Carcasona, La Rochelle, Limoges, Rennes, Las Palmas, Palma de Mallorca, Tenerife y Bremen.

En cuanto a las aerolíneas tradicionales, puede viajar a Porto desde Londres (Gatwick y Heathrow), Madrid, Barcelona, Múnich, Frankfurt, París (Orly), Caracas, Ginebra, Luxemburgo, Ámsterdam, Milán (Malpensa), Zúrich, Nueva York, São Paulo, Río de Janeiro, Bruselas (Zaventem), Roma (Fiumicino), Toronto y Luanda. En verano, también puede hacerlo desde Montreal, Brest y Brive.

En el Aeropuerto Internacional Francisco Sá Carneiro, es posible alquilar un coche y poner rumbo a la zona de Minho, a través de la A3, que lo conducirá directamente hasta Braga. También por la A3 y continuando por la A7 puede llegar hasta Guimarães.

Como alternativa, puede viajar en tren hasta Braga y Guimarães desde el centro de la ciudad de Porto: tome el metro hasta la estación de Campanhã y, desde allí, enlace con el tren. También hay autobuses que parten desde el centro de la ciudad hacia estas ciudades.

Be inspired

Choose your journey, find new places, have some fun and create memories for a lifetime.

Sepa más

Artículos relacionados

Ciudades y villas históricas en Minho

Sepa más

Guía de la noche en Porto

Sepa más

Rutas en Porto y el Norte de Portugal

Sepa más