Minho devoto

La fe es responsable por el encanto de muchos de los monumentos, las costumbres y de alguna de la artesanía del Minho, una tierra de gente piadosa.  

Associação de Turismo do Porto CC BY-NC-SA

Associação de Turismo do Porto CC BY-NC-SA

Associação de Turismo do Porto CC BY-NC-SA

Associação de Turismo do Porto CC BY-NC-SA

 
 
 
 

La religión católica es evidente en el patrimonio histórico y arquitectónico de esta región que se puede visitar durante todo el año. Sin embargo, hay eventos religiosos que magnifican la mística. Desde la Semana Santa de Braga a la Señora de la Agonía, en Viana do Castelo, a las Fiestas Gualterianas, en Guimarães, hay muchas razones para el entusiasmo en el Minho, donde la cocina y el carácter genuino de las personas hacen el resto.

Por qué ir

  • Restaurantes
  • Patrimonio
  • Historia
  • Gastronomía y Vinos
  • Compras
  • Religión

La Roma de Portugal

Visite Braga en la Pascua, suba al Santuario del Bom Jesus do Monte - lugar magnífico, que combina la obra de la naturaleza y del hombre - y asista a las celebraciones de la Semana Santa, que tienen lugar en la Roma de Portugal desde la Edad Media.

A lo largo de la ciudad, hay decoraciones con escenas de la Pascua y los hermosos altares de calle engalanados con flores y luces.

Del programa religioso, están incluidas, por ejemplo, las procesiones del Entierro del Señor, que pasa por el centro histórico; y Teofórica, que tiene lugar dentro de la majestuosa catedral más antigua de Portugal. En el primer, hombres con pies descalzos y de cabeza cubierta- los Farricocos - vestidos con túnicas de color violeta, desfilan con antorchas en sus manos, evocando a los penitentes públicos hasta el siglo XVI.

Braga vive también la fiesta de San Juan, que data del siglo XV. La fiesta empieza en la víspera, día 23, a las 9 de la noche, e incluye desfiles, folclore, martillos, puerros y albahaca. Es obligatorio visitar los cuadros bíblicos en las márgenes del río Este y comer sardinas asadas y pan de harina de maíz o bacalao asado en la brasa.

Por último, en el último fin de semana de mayo, vale la pena asistir al evento “Reviver Bracara Augusta”, un evento que recrea el día a día de la ocupación romana y da vida al centro histórico de la ciudad. El mercado, el campamento militar, las procesiones y la cocina tradicional son los aspectos más destacados del programa, que también incluye varios espectáculos y animación de calle.

Sea cual sea la época del año, cuando visitar Braga, pruebe, en los restaurantes de la ciudad, el famoso bacalao a Braga, el cabrito asado y el pudin Abade de Priscos. Y no deje la ciudad sin llevar las conocidas frigideiras y pida en una panadería por el pão-de-ló, los fidalguinhos y las talassas.

Le gustará

  • Gastronomía del Minho. La cocina de la región es considerada una de las mejores de Portugal.
  • Asistir a la procesión hasta el mar y al río que los pescadores dedican a la Señora de la Agonía, en cientos de pequeñas embarcaciones de pesca y de recreo.

 

Las oraciones de los pescadores

En agosto, los caminos de la devoción están en Viana do Castelo y en la Romería de Nuestra Señora de la Agonía. La fiesta es en el día 20, en el fin de semana más cercano y se remonta a 1772. Desde el siglo XVIII los pescadores rezan a la virgen para darles buen mar, pero sólo en 1968 se hizo la primera procesión de la Señora de la Agonía hasta el mar.

En la fiesta del traje, que empezó en 1931 en el Jardín Público, chicas guapas y chicos usan los ricos y coloridos trajes tradicionales y se puede disfrutar de los trajes de novia más hermosos, de mor doma y labradera, así como las hermosas piezas de filigrana, conocidas como Oro de Viana. El desfile etnográfico, los desfiles de gigantones, los fuegos artificiales y la grandiosa serenada completan el programa.

Tómese el tiempo para visitar el Santuario del Monte de Santa Luzia. Con vistas a la ciudad, la imponente Basílica de Santa Luzia comenzó a construirse en 1903 y fue terminada en 1943. La vista es absolutamente imperdible.

En la mesa, es pecado no pedir el arroz de gallo de pe descalzo el pica no chão o el guiso de carne de cerdo a moda del Minho, arroz de pulpo y bacalao - a Margarida da Praça, a Gil Eannes, a Zé do Pipo o a Camelo.

Ciudad Cuna

En la ciudad conocida como la cuna de Portugal, Guimarães, asista en el primer domingo de julio, a la Gran Peregrinación de San Torcato. Las procesiones alegóricas que desfilan por las calles representan escenas de la vida del santo.

En la ciudad que es la Capital Europea de la Cultura en 2012, las Fiestas Gualterianas en el verano, son otro punto a destacar del calendario religioso. La procesión en honor de San Gualter es uno de los aspectos más destacados.

Visite el Santuario de Nossa Senhora da Penha, que está situado en la parte superior de la Sierra de Santa Catarina, a 617 metros de altitud. La capilla fue construida en 1652 y más tarde, en 1727, pasó a servir el convento adyacente de la Inmaculada Concepción. La devoción a Nossa Senhora da Penha lleva más de un millón de personas al año a visitar el santuario.

Necesita saber

  • Hay un teleférico que conecta el centro de Guimarães a Penha. 
  • La Semana Santa atrae a miles de visitantes de Braga. Reserve alojamiento con antelación y planee con tiempo su visita a la ciudad.

 

Hay más

En Barcelos, el 3 de mayo es sagrado para el Señor de las Cruces y es día de fiesta municipal.

Es otra de las grandes peregrinaciones del Minho y un retrato auténtico de la ciudad.

Los orígenes de la Fiesta de la Cruces se remontan al siglo XVI y al milagro de las cruces. Con un carácter claramente religioso en el siglo XX, hoy en día la peregrinación incluye artesanías, alfombras de flores, música popular y los Zés P´reiras.

Las delicias culinarias para probar son las papas de sarrabulho, el pollo asado, pulpo asado en el brasa, los sonhos y las queijadinhas. No es de extrañar que Barcelos se conozca como la capital de la artesanía.

Qué hacer

  • Visite la feria de Barcelos, que se lleva a cabo todos los jueves y es una de las más animadas y más coloridas de Portugal.
  • Alójese en una granja de producción de vino verde y aprenda a confeccionar una de las muchas delicias gastronómicas de la región.

 

Cómo llegar

Para llegar a la ciudad de Oporto, hay vuelos de bajo coste, por ejemplo de: Londres (Stansted y Gatwick), París (Beauvais, Orly y Charles de Gaulle Vatry), Marsella, Lille, Tours, Saint-Etienne, Bolonia, Burdeos, Lyon, Toulouse, Madrid, Barcelona El Prat, Tenerife, Valencia y Palma de Mallorca.

En el verano, hay empresas de bajo coste a volar desde: Liverpool, Las Palmas, Carcassonne, Rodez y Nantes.

Con las tasas normales, existen conexiones de vuelos desde Londres - Gatwick, Madrid, Barcelona y París - Orly.

Del Aeropuerto Internacional Francisco Sá Carneiro, la mejor manera de llegar al centro de la ciudad de Oporto es de metro. El viaje dura unos 30 minutos.

Para Viana do Castelo, que está a 60 km del aeropuerto de Oporto, tome la A28/IC1 o EN13. A Guimarães, se llega en 30 minutos por la autopista A7 y A3. Para llegar a Barcelos, tome la A28 y la A11 o la A11 y A3. El A3 también le llevará a Braga.

Be inspired

Choose your journey, find new places, have some fun and create memories for a lifetime.

Sepa más

Artículos relacionados

Minho de aventuras

Sepa más

Existen buenas razones para visitar Guimarães

Sepa más

The Portuguese Road to Santiago

Sepa más